lunes, 28 de julio de 2008

CONTEMPOPRANEA 2008

Ilustración:Carmen Montero

CONTEMPOPRANEA 2008

“Ser o no ser freak, esa es la cuestión” en el festival Cultura Pop Teenage Fan Club en el Contempopránea 2008 »


"A los que van al FIB les llaman "Fibbers" a los que van al Contempopranea "Majetes" DELUXE

Tengo toda la vida para hacer planes y un minuto para olvidarlos si la cosa se complica. Mi segundo plan del verano era el CONTEMPOPRANEA. En el castillo de la Luna se citan desde hace trece años personas que quieren escuchar música pop. Como decía Juan Ramón hace falta la noche para ver las estrellas.Cómo me estoy haciendo mayor muy tarde, a los 34 años he ido por primera vez a un festival de música. Es que no me parezco nada a EEUU, todas las personas que conozco hicieron lo que yo hago ahora una década antes. Como soy despistada tengo problemas de ubicación, tiempo y espacios...


El laboratorio de suerteronas (que dice Carmen) desembarcó en Alburquerque (no Nuevo Mexico, sino Badajooó) el jueves por la tarde. En el coche de camino hicimos algunos estudios variados de sociotontología: Las churrerías se están extinguiendo como los buenos amantes y dicen que si te acuestas con un francés, desayunas croasants. También discutimos si Nacho Vegas y Cristina Rosenvinge están liados. Si Rebeca Jiménez dedica las canciones de su disco a Quique González y cuanto tiempo hace que lo dejaron.


Alquilar una casa en el pueblo más popero de Badajoz es una tarea compleja, después de millones de llamadas con conversaciones de guiones aptos para "Aquí no hay quien viva" lo conseguimos. La casa no estaba mal, si obviamos que hemos estado todo el fin de semana dentro de la fiesta. Era un primero en la plaza del pueblo. La fiesta de inauguración con sus conciertos, botellones y demás lo vivimos en el backstage de nuestro apartamento. ¡Práctico, práctico!, cuando teníamos que ir al baño o rellenar la copa, sólo teníamos que subir las escaleras. Veíamos y nos veían cuando bajábamos en más de una ocasión oímos decir, ¡Ahí están las del primero!


Dicen que los primeros días de puente, festivales y vacaciones es cuando de veras se corta el bacalao…nosotras ni una sardina. En la presentación del festival comenzaron a liarse unos con otros mientras a nosotras no nos hablaba ni el tato. Vamos que nos daba igual estar en nuestro piso que en los conciertos. Así que empezamos a investigar el por qué de las pulseras. Había naranjas, rojas y azules. Al principio pensábamos que las azules eran para los mayores, pero resulta que eran los vips. Por edad éramos vips, no por pulsera. Los naranjas pueblo llano y las rojas no lo hemos descubierto.

La lugareños de Alburquerque son amabílisimos, hay uno que es muy representativo del Frikismo y que es un cruce entre Santiago Segura y El Fary, tiene de mascota una cerda que se llama Felix. !Que integración la de Felix y su dueño en el festival!, se les vió acudir a todos los botellones. Lo que no nos ha quedado claro son las distancias. Cada vez que preguntábamos por algún sitio, los habitantes hacían muecas con caras descolocadas, resoplaban y decían: Buffff eso está, está lejos, lejos; tres calles más allá por lo menos.

El festival está genial. Son noches ruidosas llenas de musica importante. Momentos para inventarte mundos sobre la tierra. Mis preferidos Deluxe !Qué grandes! potente batería de Javi Loza y la sección de viento (saxo y trompeta). Con Facto Delafé quise ser cantante, que preciosa es Helena Miquel y que puesta en escena más bonita, con sus pompas, sus luces, sus globos. Sólo hay que cerrar los ojos y sonreír... La casa azul interesante, Sidonie supieron a poco, Jet Lag mucha pose para poco cantante, Los niños mutantes estuvieron correctos y Coppini y Maga fueron creciendo para cerrar con esa voz tan preciosa que dice:
puedes quererme quédate a mi lado no lo pienses más

Cómo decía Bea quiero enamorarme como en una canción.

Para entonces seguíamos sin cortar el bacalao, pero ya nos habíamos hecho algunos amiguitos(Un beso Julio, ayer te escuché, unas sonrisas para todos los demás) Estábamos tan integradas que hasta la guardia civil nos registró el coche en busca de drogas. No pasó nada. La vieja fabrica estaba bien guardada.


Este fin de semana he aprendido a ir a festivales, aunque tengo algunas quemaduras de cigarro en la memoria, es parecido a montar en bicicleta. Una vez que se aprende no se olvida. Delirar es un estado más lucido de lo que parece.