domingo, 20 de julio de 2008

DE DOMINGO

Era 1963.
Otoño de 1963.
Martin Luther King
acababa de proclamar al mundo:
"Tengo un sueño"
Yo no había nacido.