miércoles, 26 de noviembre de 2008

CUENTOS CHINOS

Nació, creció y murió esperando una llamada.
MORALEJA: pide tú el número de teléfono para poder utilizar la frase asesina: "Ya te llamo yo"