martes, 25 de noviembre de 2008

LA NIÑA CLAVEL II

DESCONTANDO
Un día la niña Clavel cogió el vestido que le gustaba tanto como los viernes. Se lo puso y de la tela volaron mariposas. Las enredó en su pecho junto a tres deseos de hiedra:
- A las velas de los barcos blancos que no la olvidaran.
- A los pájaros que siempre volaban juntos que la llevaran.
- A los días que la convirtieran en oceáno para poder subir y bajar todas sus mareas.