lunes, 17 de noviembre de 2008

MIS MUJERES PREFERIDAS III: FRIDA KHALO


[Yo no estoy enferma. Estoy rota.]
[Para que quiero mis pies si tengo alas para volar.]

Frida Kahlo.
Nació en 1907, aunque siempre afirmó que había sido en 1910. ¿Capricho vanidoso?. Realmente no. Quiso hacer coincidir su nacimiento con el año del comienzo de la Revolución mexicana (su tierra amada) y el retiro del poder del presidente Porfirio Diaz. Una mentira absolutamente acertada porque sin duda su vida fue una absoluta revolución.Frida nunca se detuvo ante hechos tangibles, no los necesitaba para expresar su verdad. Detestó cualquier tipo de convencionalismo e hizo del caos de la revolución su proceso de sangriento renacer.La genialidad de unas negras cejas unidas y un esbozo de bigote que nos regaló toda la maestría de su pincelada



En 1925 cuando regresaba de la escuela en autobús, Frida tuvo un trágico accidente, que casi le cuesta la vida. Le dejó secuelas que influyeron en ella el resto de su existencia.Se partió la columna vertebral, la clavícula, varias costillas, la pelvis, y se fracturó una pierna en once lugares distintos.Tuvo que estar en reposo absoluto muchísimos días. En la cama tras el accidente comenzó a pintar. Este pasatiempo momentáneo terminaría por ser la pasión de su vida. "Yo pinto mi propia realidad, lo único que sé, es que pinto porque lo necesito, y pinto lo que se me ocurre, sin más consideraciones."



Se sometió a una treinta operaciones; recurriendo al tequila para calmar el dolor. En muchos de sus cuadros quedan reflejados estos años de sufrimiento. La mayoría de sus pinturas las realizó estirada en su cama y en el baño. Sin embargo su gran fuerza y energía por vivir le permitieron una importante recuperación. Muchas veces se retrataba a si misma con un collar de espinas, clavos, o con cortes en el cuerpo, a modo de expresar su dolor.


En 1929 se convirtió en la tercera esposa de Rivera, un hombre que, abiertamente fue diagnosticado por su médico incapaz para la monogamia. Esta relación fue una unión poco convencional, problemática y apasionada que sobrevivió numerosas infidelidades por ambas partes, separaciones e incluso, un divorcio en 1939 y la consecuente reconciliación, celebrando un segundo matrimonio en 1940. El amor de esta pareja se sometió a duras pruebas pero, como se demuestra en las raíces de la pintura "El abrazo de amor", el amor de Frida por Diego fue tenaz. No obstante, el matrimonio no protegió a Frida de un sin fin de sufrimientos y padecimientos. La incorregible actitud mujeriega de Diego, hizo que sedujera a la hermana menor de Frida, Cristina. A Frida aquello le partió : "Yo sufrí dos accidentes graves en mi vida", dijo una vez Frida, "uno en el que un autobús me tumbó al suelo… el otro accidente es Diego".

Frida quiso jugar en el mismo tablero que su marido y tuvo como amantes tanto a mujeres como a hombres, entre ellos: Georgia O'Keefe, Maria Felix, Leon Trotsky, y Nickolas Muray.
Frida decía: "Ser la mujer de Diego es la cosa mas maravillosa del mundo. Yo le dejo jugar al matrimonio con otras mujeres. Diego no es el marido de nadie y nunca lo será, pero es un gran compañero".






Con la ayuda de los pintores: Andre Bretón, y Marcel Duchamps, Frida pudo exponer algunos de sus cuadros en EEUU y Europa.

"No sé si mis pinturas son o no surrealistas pero, lo que sí estoy segura es que son la expresión más franca de mi ser", escribió. Como mis temas han sido siempre mis sensaciones, mis estados de ánimo y las reacciones profundas que la vida ha producido en mí, yo lo he llevado objetivamente y plasmado en las figuras que hago de mi misma, que es lo más sincero y real que he podido hacer para expresar lo que yo he sentido dentro y fuera de mí misma".

ALFABETO DE LO IMAGINARIO POR FRIDA KHALO

VERDE. luz tibia y buena
SOLFERINO: Azteca Tlapalli. Vieja sangre de tuna. El más vivo y antigo
CAFÉ: Color de mole, de hoja que se va. Tierra.
AMARILLO: Locura, enfermedad, miedo. Parte del sol y de la alegria
AZUL COBALTO: Electricidad y pureza. Amor
NEGRO: Nada es negro, realmente nada.
VERDE HOJA: Hojas, tristeza, ciencia. Alemania entera es de ese color
AMARILLO VERDOSO: Más locura y misterio. Todos los fantasmas usan trajes de ese color...o cuando menos ropa interior.
VERDE OSCURO: Color de anuncios malos y buenos negocios.
AZUL MARINO: Distancia. También la ternura puede ser de este azul.
MAGENTA: Sangre, pues ¿Quién sabe?

La figura de Frida y su obra son un desafío a cualquier definición absoluta. Frida se alternaba entre la esperanza y la desesperación. Le encantaba bailar y las multitudes, coquetear y seducir. A veces también se sentía miserable y sola y rogaba a sus amigos y amantes que la visitaran o que no la "olvidaran". Poseía un agudo sentido del humor, al igual que, una disposición muy aguda hacia la inventiva y la metáfora. Le encantaba rodearse de mascotas exóticas como monos araña y perros, y adoraba a los niños a los que siempre trataba como iguales. Trataba a los sirvientes como a su propia familia y a los estudiantes como colegas muy estimados. Frida Kahlo era la personificación de la alegría, un anhelo de vida. Valoraba la honestidad, especialmente la propia. Una vez escribió a un antiguo amante, quien abiertamente la había dejado por su debilidad física: "tú mereces lo mejor de lo mejor porque, tú eres una de esas pocas personas que, en este mísero mundo siguen siendo honesta consigo mismas y esa es la única cosa que realmente cuenta".
En la última, y única exposición que la artista pudo realizar en su país, una vez más Frida escandalizó a la gente. Estaba enferma e hizo que la llevasen a la Galería de Arte Contemporáneo en camilla. La dejaron en medio de la sala, y ella se dedicó a distraer al publico, contando chistes, y bebiendo. A continuación se dirigió a la prensa, y dijo: "Yo no estoy enferma. Estoy rota."
La exposición fue todo un éxito.
Murió en Coyoacán el 13 de julio de 1954.
Sus últimas palabras en su diario fueron: "Espero que la marcha sea feliz y espero no volver".