domingo, 11 de enero de 2009

DE PAPELES Y PLAGIOS

Leo esta mañana esto:

Bryce Echenique, multado por plagio:El Instituto Nacional de Defensa de la Competencia y de la Protección de la Propiedad Intelectual (Indecopi) de Perú multó con 56 mil 500 dólares al escritor Alfredo Bryce Echenique por plagio. A través de un comunicado de prensa, el Indecopi precisó que logró acreditar el plagio de 16 textos, de 15 autores, los cuales fueron publicados en varios medios de comunicación locales y extranjeros, bajo la firma del escritor peruano.

Y miro un poco más por internet:


El Plagio como recurso del escritor.

Aquí reproduzco la opinión de Antonio Muñoz Molina, acerca de la reciente ola de plagios, aparecida en la revista "Muy Interesante" Mayo, 2002. (Obsérvese que no se trata de plagio puesto que menciono la fuente y el autor):


"Esa palabra tan pretenciosa, intertextualidad, quiere decir lo mismo que se decía antes con alusión y cita. La alusión implica un grupo de lectores atentos que la identifiquen (...). Pero si la alusión no es (tan) clara, hay que recurrir a las comillas y al nombre del autor (...). Todo lo demás es plagio o cara dura
"


Grandes plagiadores de la humanidad
envíado por
libros 17 Agosto 2006
Hay una sección de “plagiarios ilustres”, donde aparecen nombres de escritores que han sido acusados de perpetrar copias de otras ideas. Los autores dicen que el delito “parece ser mejor aceptado entre la aristocracia del mundo de las letras y desde la distancia histórica” y enumeran a varios renombrados escritores:
Gonzalo de Berceo
Garcilaso de la Vega
San Ignacio de Loyola
Miguel de Cervantes
Lope de Vega
Francisco de Quevedo y Villegas
Leopoldo Alas Clarín
Ramón María del Valle-Inclán
Camilo José Cela
Pablo Neruda
Carlos Fuentes
Gabriel García Márquez
Quim Monzó
Una lista que podría ser interminable si se suman algunas variantes de la utilización de la creatividad ajena para el provecho personal, como el de los “negros” que tenía Alejandro Dumas.
O los fádoms, que son aquellos fanáticos de personajes de ficción que se adueñan de ellos para que protagonicen sus propias historias, sin pedir permiso a los creadores del original.

En la página premiosliterarios.com hace un tiempo salió una noticia absolutamente enternecedora...una niña había copiado un cuento y se había presentado a un concurso literario que había terminado ganaNdo. La niña plagiadora me pareció un personaje sublime

Y podría copiar cientos de entradas que salen con la palabra plagio pero ya me he cansado y tengo otras maneras de perder el tiempo.

El viernes me contaron una historia que voy a copiar de manera descarada para entrar al hilo del tema: Un amigo mío de pequeño iba a un pueblo del que sólo recuerda que jugaba a las cartas. Una mujer cada vez que recibía las suyas, si la mano no había sido afortunada decía: PAPELES, PAPELES. Pues eso...

Todo el mundo copia y quien esté libre que tire alguna pala de la foto.

Yo en muchas ocasiones me plagio a mi misma.