jueves, 12 de marzo de 2009

DIVERSIONES GRATUITAS


–¿Sabes? Si quieres divertirte, lo verdaderamente divertido –dice— es inventarte explicaciones. Si la gente quiere razones, pues dáselas. Lo que te venga en gana. Invéntate las razones. Te llevarás una sorpresa: cuanto más inverosímil sea la razón, más satisfecha se quedará la gente.