lunes, 25 de mayo de 2009

TODO ESTABA BIEN

"He aquí que el silencio fue integrado
por el total de la palabra humana,y
no hablar es morir entre los seres:
se hace lenguaje hasta la cabellera,
habla la boca sin mover los labios”
PABLO NERUDA
Tránsito Jiménez y Camino Sánchez se conocieron sin querer, como otras muchas parejas.
El arrastraba un incómodo tartamudeo desde su país de origen, a ella la dislexia le había provocado más de un problema.
Al encontrarse descubrieron que todo es posible, lo que hace que la vida esté llena de una esperanza sin cesar. Así que resolvieron pronto y de manera práctica las incompatibilidades de su comunicación:
Entrar/salir; tirar/empujar lo distinguía él y ella pedía el tequila aguantando la mirada del bizco de la barra. Se acababa el invierno, el contrato precario y el tabaco pero continuaban felices. Sus besos sabían a tibia tierra, a dulce silencio y a complicidad.
Ya en la madrugada doblados por kilómetros de barras cogían un taxi con su particular código como retaguardia.
- Pase por el puente - indicaba ella
-Pero si aquí hay un túnel- comentaba el taxista
-Noooohaaaaaooooooidoaaaaalaseñoñoñoñoñoritatata- decía él.
Dejaban a un lado el túnel/puente mientras se mordían las ganas con gracia infinita. Así reían las noches. Y todo estaba bien.