lunes, 8 de junio de 2009

LA ESCAFANDRA Y LA MARIPOSA

Acabo de darme cuenta de que además de un ojo tengo otras dos cosas que no están paralizadas: mi imaginación y mi memoria. La imaginación y la memoria son las dos únicas vías para escapar de mi escafandra...

A veces creo oir como me late el corazón, pero me digo que es el aleteo de la mariposa...