miércoles, 5 de agosto de 2009

EQUIVOCACIONES

A veces ver el destino da resultado, sobre todo en pasado. Entonces es difícil olvidar. Cuantas veces me equivoco. Puede pasar cualquier cosa pero siempre vuelvo a la equivocación, que sabe lo que es, que sabe que no es...
Y cuando fuimos ángeles
¿recuerdas?
Entonces una noche era la vida
y la vida un vacío misterioso
donde nadie sabía qué inventar
para seguir en pie,
como si nada.
Entonces era aún un todavía
que todos esperábamos cumplir.
Todavía era pronto y eras joven,
todavía aprendías del error.
Hoy no queda siquiera el todavía
de cuando fuimos ángeles
¿recuerdas?
El amor era un vicio necesario,
la mentira un placer a ciertas horas
y el adiós no existía para nadie.
Entonces hasta el mar era una excusa
a la que regresarse siempre en sueños.
Y cuando fuimos ángeles
¿recuerdas?
Cómo hablabas del tiempo sin nostalgia,
cómo mirabas todo sorprendido
y hasta la misma lluvia parecía
querer contarnos algo aquellas tardes.
Y cuando fuimos ángeles
¿recuerdas?
Cómo juré quererte sobre todo.
Ahora todo ha pasado para siempre
- hace ya tanto rato en este instante -.
No queda ya ni un ángel que recuerde
que estuvimos allí, batiendo alas.
MACARENA TRIGO