miércoles, 23 de septiembre de 2009

ORDENAR EL BOLSO


Puso el corazón portátil, cabeza tranquila, la espera despiera, cara de geisha, la libido a dieta y adelgazada, la mente voladora y vio que todavía quedaba un hueco para todo lo demás. Al cerrarlo se quedó mirando la marca del bolso:"Vosotras las mujeres de hoy en día esperáis demasiado"
Últimas plazas para el curso de escritura creativa Nosotras Contamos