domingo, 1 de noviembre de 2009

TRAGEDIAS

Flotó en aquel momento sobre mí el agobiante peso de los afectos exigentes. En la vida de cualquier persona se suceden casi siempre dos tragedias, muy serias y muy simples:
-La falta de amor o el exceso de amor.