viernes, 18 de diciembre de 2009

MARIANNE FAITHFULL

Nació en Inglaterra, de padre militar y profesor universitario de filología, y madre baronesa austríaca, descendiente de judíos y de los Habsburgo, concretamente de Leopold von Sacher-Masoch, el autor del libro “La venus de las pieles”, de quien deriva la palabra masoquista. Marianne recibió una educación católica y llegó a estar en un convento.
Cuando voy a conciertos siempre pienso en ella (asociaciones estúpidas) miro alrededor a ver si encuento algo parecido... Casi nada, Marianne Faitfull, vivió la vida a tope hasta sus últimas consecuencias. Sigue en cierto modo comprometida con el pasado con su voz ronca y profunda de roca solida .Si viajara a los 60, y me encontrara a Sister Morphine querría ser un chico malo para caer con ella en brazos de la aventura y la insensatez.
En los años 60, Marianne Faithfull era la guinda de toda fiesta que presumiera de ser importante, junto con Anita Pallenberg se movían en todos los círculos vip con una facilidad asombrosa. Musas rubias, bellísimas y misteriosas acabaron entrando en el círculo de los Rolling Stones, Marianne como la novia de Mick Jagger y amante de Keith Richards. En 1968 se quedó embarazada de Jagger, perdió el bebé y escribió "Sister Morphine" (los Stones no la pusieron en los créditos del disco). Poco después intentó suicidarse y fue arrestada en un restaurante de Londres donde protagonizó un escándalo tras enterarse de la bodade Mick Jagger con Bianca Pérez. En 1995 escribió su autobiografía. "Me dijeron que iba a ser un trabajo bueno para mi alma. Sí, claro. La escribí sólo por dinero. Fue buenísimo para mis finanzas". Allí, entre otras cosas, confiesa que Keith Richards era mucho mejor amante que Mick Jagger, lo que Keith (su amigo hasta hoy) agradeció pública y calurosamente. Marianne es uno de esos personajes que ha hecho del aprendizaje su modo de vida y se ha reinventado una y otra vez, sacando talentos que, probablemente, la han ayudado a convertirse en leyenda viva. La actuación la llevó a trabajar con dos nombres clave del cine, Jean-Luc Godard (Made in USA) y Orson Welles (I'll never forget what's 'is name). En la película La Motocyclette (1968) trabajó con Alain Delon. En 2001 volvió al cine, esta vez de la mano del director francés Patrice Chéreau en Intimacy. En 2006 trabajó con Sofia Coppola en Marie Antoinette, aunque su protagonismo en Irina Palm (2007) le dio mayor reconocimiento y la nominación a mejor actriz por la Academia de Cine Europeo. Marianne Faithfull se define a sí misma “Como una artista, creo que formo parte de una comunidad creativa. En otros tiempos quizá habría dicho que soy una marginada, aunque en realidad todos los genuinos creadores lo son. Nunca he ganado mucho dinero, he preferido hacer lo que quería. Hay otras mujeres que se mueven en unos parámetros similares a los míos, como Patti Smith. Mi trabajo tiene ese tipo de integridad. Estoy bien así. Hay quien vive siempre soñando con ser artista. Yo lo soy y gracias a ello he creado un mundo extraño que es mío". Babelia, El País (13/12/2008).
RUMORES
Durante la noche del 12 de febrero de 1967, Keith Richards celebraba una fiesta en su casa de campo en Redlands junto a Mick Jagger, Marianne Faithfull, George Harrison, Pattie Boyd y otras seis personas más. El inspector jefe Gordon Dinley era la persona que menos esperaba recibir Richards en su casa, pero el inspector no vino solo y llevo consigo a sus agentes para realizar un registro en busca de drogas. Cuando la policía entró en la casa del guitarrista se encontraron a Mick Jagger con la cabeza entre las piernas de Marianne Faihfull comiendo una chocolatina Mars (y no de otra marca) que le había introducido en la vagina. La cantante recuerda este hecho en su autobiografía: «Lo de la chocolatina fue una buena historia para demonizarnos. Perfecta. Era tan exagerado, con un retorcimiento tan malicioso de los hechos… ¡Mick Jagger comiendo una chocolatina de mi vagina! Era demasiado barato como para que a cualquiera de nosotros se le hubiera pasado por la cabeza. Es la fantasía de un viejo verde, la idea de un policía sobre lo que hace la gente drogada».La idea de la orgía repleta de drogas donde un grupo de hombres se lo montan con una chica y la historia acaba con un cunnilungus, con barrita de chocolate incluida, está lejos de lo que en realidad sucedió en la casa de Keith. Richards, Jagger y los invitados estaban sentados en el suelo, unos escuchaban a los Who y a Bob Dylan; otros veían la televisión. En ese momento, Marianne Faithfull salía de la ducha; sólo estaba cubierta por cubierta por una alfombra persa y por lo que se intuía su desnudez. Pero de eso a la historia de la barrita de chocolate hay un trecho.¿Dónde encaja el dulce en toda esta historia? La policía encontró en la casa una gran cantidad de chocolatinas y golosinas, de ahí que se siguiera una relación tan ilógica. Una cosa es salir desnuda de la ducha en una casa que tiene chucherías; y otra bien distinta es que esas chucherías se conviertan en un juguete sexual por estar desnuda.Pero las chocolatinas no fueron lo único que los agentes encontraron en el registro. La policía también halló cuatro cápsulas de anfetaminas, una papelina de heroína y restos de hachís en una pipa y los dos Stones fueron condenados por posesión y consumo de drogas. Mick Jagger fue condenado a tres meses de cárcel y Keith Richards, a un año de prisión. Sin embargo, a los pocos días fueron puestos en libertad con una fianza de 5.000 libras ya que las cantidades de droga eran insignificantes y además no tenía antecedentes penales.
" Es muy cansado y aburrido ser Marianne Faithfull siempre. ¡Hace mucho que lo soy!"
También fue autora o coautora de alguna de las canciones de los Rolling Stones, como finalmente reconocerían los tribunales. Perdió un hijo de Jagger y se intentó suicidar. Le fue retirada la custodia de su hijo. Sufrió de anorexia nerviosa. Ya adicta a la heroína, estuvo en coma en dos ocasiones, debido a sobredosis. Caída en desgracia, vivió durante dos años en la calle, siendo despreciada por la que antes fue su pareja y sin poder cobrar los royalties que en justicia le correspondían.En 1979 se casa de nuevo. Aunque es detenida por posesión de marihuana en Noruega, resurge con el que probablemente sea su mejor disco, “Broken English”, con aires punk y una voz muy cambiada. Hace unos años superó un cáncer de mama y volvió de nuevo a los escenarios, ahí sigue, dura y solida como su voz, como una roca.