domingo, 21 de febrero de 2010

SUEÑOS

Tal vez exista una rana que no quiera saltar en cualquier charca y...
sueña con amaneceres escondidos tras fiestas prohíbidas y noctámbulas,
bucea en charcos radiactivos descubiertos por perros incautos,
ahuyenta palabras que chapotean en lodos brillantes de banales bisuterias
busca lo que no hace y esconde pesadillas en vidas fuera de cobertura.
Hay sueños e ilusiones absolutamente inhabitables y fumar tanto no es bueno si se quiere vivir demasiado.