jueves, 8 de abril de 2010

A LOS QUE LO INTENTARON


Charles Lindbergh fue el primer hombre en cruzar el Atlántico desde Nueva York a París en un monoplano llamado The Spirit of St. Louis.

El 8 de mayo de 1927, doce días antes de la épica hazaña de Lindbergh, dos hombres trataron de escribir también su historia, de alguna manera lo lograron, pero no como pretendían. Charles Nungesser y François Coli despegaron desde París en un biplano llamado L'Oiseau Blanc. Iban a ser recibidos en la Estatua de la Libertad con una gran celebración. La multitud de Nueva York nunca les vio llegar.
Nunca sabremos lo que sucedió. Se barajó la posibilidad de que el Oiseau Blanc se estrellara en el Atlántico debido a una tormenta. Sin embargo, algunos testigos afirmaron que habían oído el biplano en Terranova y en Maine. Se divulgaron rumores durante años. En 1930 encontraron algunas piezas y se especuló sobre la posibilidad de que fueran del motor del avión, pero no pudo probarse.
La primera vez que oí hablar de L'Oiseau Blanc era bien pequeña y fue en la tele, en un programa de la BBC que me encantaba “Misterios sin resolver”. Hasta hoy no hay ni rastro de Charles Nungesser, Françoise Coli y su pájaro blanco.
La desaparición de este avión fue considerado el mayor misterio en la historia de la aviación moderna. Lindbergh no hubiera hecho historia doce días más tarde. Probablemente nadie se acuerda de ellos, pero yo nunca les he olvidado, vuelan todos los días entre mis fracasos personales, grandes misterios sin resolver.
Hay un monumento conmemorativo en el aeropuerto de Le Bourgel, en honor a Lindbergh, Nungesser y Coli con la siguiente frase: "A ceux qui et celui qui tentérent acomplit" ("A los que lo intentaron pero no sucedió")
Últimas plazas para el curso de escritura creativa (pincha aquí)