martes, 23 de noviembre de 2010

AHORA LO SÉ

El tiempo demuestra que nada permanece en el mismo punto, aunque sea por pura gravitación de cuerpos.