viernes, 19 de noviembre de 2010

DÍA TRAS DÍA

Tengo unas ganas locas de escribirme y preguntarme:
- ¿Por qué haces tanto el tonto?