jueves, 18 de noviembre de 2010

TENGO UN PREMIO PARA TI


BASES:
La Editorial Mastodonte convoca el Primer Premio de Novela Mastodonte que nunca con arreglo a las siguientes bases:

1.- Se establece un primer premio que consistirá en un mastodonte de plata en cuyo interior viajará una cantidad indeterminada de dinero que siempre será superior en una peseta a lo que proponga el galardonado.

2.- Las novelas que opten al galardón habrán de ser inéditas aunque pueden no ser originiales, ya que el argumento de las mismas ha de ser el siguiente: en el primer capítulo aparecerá un cadáver en un decorado ecologista (se preferirá aquellos parajes en los que habiten mastodontes); en el segundo capítulo se nos presentará el detective encargado de descubrir el móvil del asesinato y si es posible al asesino; en el tercer capítulo entrará en escena el asesino: un malvado cazador de mastodontes; en el cuarto un mastodonte se enamora del detective que a su vez está enamorado del asesino que a su vez está enamorado del mastodonte al que ha tenido ocasión de matar sin atreverse a hacerlo; en el quinto capítulo el mastodonte se declara al detective, el detective se declara al asesino y el asesino se da cuenta de que nunca aprenderá a bailar tangos; en el sexto capítulo el detective descubrirá que, pudiéndolo haber matado, el asesino enamorado lo dejó vivir, y el asesino se suicida tajándose la yugular con un disco de Gardel. El último capítulo de la novela se deja a la imaginación de los concursantes.

3.- La extensión de las novelas presentadas deberá ser de cuatrocientos  diecisiete folios de papel reciclado, mecanofriado a doble espacio en una máquina Casio cw 17.

4.- El autor de la novela premiada ha de haber estudiado Filosofía en la Universidad de Sevilla, haber publicado un opúsculo sobre las relaciones entre Heidegger y Sarte, haberse casado con doña Laura Celedeo Martínez, tener tres hijos, impartir clases en un Instituto de Enseñanza media, vivir en las afueras de París, y llamarse Raúl Ciberiro. Esta ha de ser su primera novela. Incumplir uno solo de estos requisitos impedirá la obtención del premio.

5.- El Jurado del Premio Mastodonte que nunca, estará compuesto por personalidades de la cultura, la política y la halterofilia española y todos sus miembros habrán demostrado en algún momento de sus vidas que profesan una amistad hacia el galardonado, a prueba de infidelidades.

6.- El  plazo de admisión quedará cerrado en el momento en que Raúl Cibreriro comunique a esta editorial que ya ha terminado su novela. A partir de ese instante no se admitirá ni un solo original más.

7.- El Jurado otorgará, además, un segundo premio, sin dotación económica, al que podrán aspirar todos los novelistas que no se llamen Raúl Cibreiro.

8.- Las novelas que persigan este accésit podrán contar historias que nada tengan que ver con el argumento inevitable que sustentará a la novela ganadora.

9.- Tanto el ganador del premio, Raúl Cibreriro, como el aún ignoto finalista (con su novela de tema libre) se compromenten a presentar sus obras en al menos diez supermercados del país. Las novelas serán publicadas por la Editorial Mastodonte y publicitadas en televisión. Los autores, tanto Raúl Cibreiro como el otro, tienen oblgiación de acudir a todos los programas de sobremesa en los que se solicite su presencia, e intentarán mostrarse lo suficientemente cursis y horteras como para convencer a la audiencia de que merece la pena adquirir las novelas galardonas por Mastodonte.

10.- El autor que consiga alzarse al segundo puesto del certamen contará, además, con una ventaja, pues podrá imponer el argumennto de la novela ganadora del año que viene, detallándolo por capítulos según puede verse en el segundo punto de estas bases.

11.- No se mantendrá correspondencia con aquellos auteres que, habiendo presentado una novela sobre mastodontes sin llamarse Raúl Cibreiro ni vivir en las afueras de París, no hayan sido galardonados por el Jurado de este premio. Sus originales de cuatrocientos diecisiete folios se volverán a reciclar y se entregarán al ganador del concurso para que disponga de papel suficiente para iniciar una nueva novela.

12.- El resto de novelas, o sea, las de tema libre que pretendan optar al segundo premio y sean rechazadas, serán convertidas en papel higiénico y serpentinas,  que utilizará esta editorial según le convenga.

13.- La participación de este premio supone la plena aceptación de cada uno de los puntos de las presentes bases.

JUAN BONILLA (EL ARTE DEL YO-YO)