jueves, 28 de enero de 2010

DUELO DE GUITARRAS


George Harrison, Eric Clapton y Pattie Boyd vivieron uno de los triángulos más conocidos del rock, aderezado por heroína, cocaína, vodka, mucho dinero y un estilo hippie aristocrático. Pattie fue musa e inspiradora en la obra musical de ambos: Something de George Harrison y Layla de Eric Clapton. Pattie Boyd estaba casada con George Harrison, al que conoció en 1964 durante el rodaje de Hard day's night, cuando Eric Clapton se enamoró irremediablemente de ella.
Todos ellos recuerdan con una sorprendente memoria aquella época de brumas. Clapton repasa en su autobiografía, su amor por Boyd, al tiempo que disculpa las infidelidades que Harrison, su amigo antes y después de Pattie, pudo tener con la que fue su esposa de 1966 a 1977. Al fin y al cabo, la moral entonces «consistía en que, sencillamente, ibas detrás de cualquier cosa que pudieras conseguir».
Poco a poco descendió a los infiernos y, círculo a círculo, dosis a dosis, amante a amante, transitó por el lado más canalla. En 1970, Clapton le espetó a Harrison: «Estoy enamorado de tu mujer». Cuenta el genio que, tras la conversación, el beatle parecía más aliviado que otra cosa, pero aun así nada cambiaba: ni la canción que escribió para ella, Layla, ni su amenaza de tomar heroína para mitigar su desesperación lograron que Pattie cambiase un guitarrista por otro. «Me sonrió con tristeza, y supe que el juego había acabado. Ese fue el comienzo de mis años perdidos», narra.
«Asumí que era inmune a la heroína. Pero la adicción no negocia». Clapton pasó tres años recluido, sin apenas ver a nadie.
Hasta que en 1973 el músico reemprendió su ataque y durante una cena ambos guitarristas resolvieron sus diferencias en un duelo. "George le tendió una guitarra y durante dos horas, sin cruzar palabra, se enfrentaron. La impresión general fue que ganó Clapton. Me encanta imaginar esa escena…

Al final Pattie y Eric estuvieron juntos. Los dos guitarreros le pusieron los cuernos y una groupie aristocrática se suicidó y un montón de historias más...


Estas fotos son de Eric Clapton y Alice Ormsby- Gore que fue abandonada por Clapton, cuando Pattie decidió ser su pareja. La dejó envuelta en una profunda adicción a la heroína que acabó con su vida a los 43 años. No tienen nada que ver las fotos con lo que cuento, pero es que Alice me ha parecido muy guapa y con un pelo espectacular...














domingo, 24 de enero de 2010

SUREÑA PERDIDA

Nunca concilié mi dedo grande con el mundo, pero me ayuda a pisar fuerte. Cuantos más centros de gravedad mejor

jueves, 21 de enero de 2010

Y TAMBIÉN...

"Antes de juzgar a una persona camina tres lunas con sus zapatos"

Últimas plazas para el curso escritura creativa (pincha aquí)

EN GRAND CENTRAL STATION ME SENTÉ Y LLORÉ


"Puede que el nombre de Elizabeth Smart no diga demasiado a mucha gente, incluso lectora. Y sin embargo pertenece a ese raro grupo de escritores que se convirtieron en iconos (aquí el sobado concepto tiene sentido) con apenas una obra. Y también a ese grupo de creadores apasionados en los que es imposible desligar vida y escritura porque ambas se retro alimentaron sin ocultamientos ni falsos pudores. Smart escribió, sobre todo, una novela, ‘En Gran Central Station me senté y lloré’, una obra de culto (otro sobado concepto que aquí vuelve a ser exacto), que ahora vuelve a las librerías en la edición de la editorial Periférica, que inicia con ella la colección ‘Largo recorrido’.
La biografía de Elizabeth Smart, una canadiense formada en Londres donde estudió piano, teatro y pintura, está marcada por su relación con el poeta George Barker, del que tuvo la primera noticia en 1937 cuando entró en una librería y se topó con uno de sus libros. Dicen las crónicas que en ese momento decidió que sería el hombre de su vida e hizo lo imposible por conocerlo. A pesar de que el poeta estaba casado, mantuvo con él una tormentosa relación que duró años y dio como fruto varios hijos. La parte inicial de esta relación es la que relata la novela, escrita mientras su autora estaba embarazada del que había decidido que sería el motor de una relación tan apasionada como literaria.
Algunos episodios, como la detención de la que fue objeto la pareja en otoño de 1940 cuando trataba de cruzar la frontera con Arizona, están relatados en el libro con un lenguaje brillante, a ratos febril, torrencial, como si hubiese salido a borbotones de la mente de la escritora. «Estoy convirtiéndome en líquido para invadir cada uno de sus orificios cuando abra la puerta. Tenaz como un pájaro recién nacido, todo boca con su único deseo, cierro los ojos y tiemblo, esperando el paraíso: va a tocarme», dice en uno de los pasajes.
Las doloridas y extraordinarias metáforas las imágenes llenas de una potencia sensual y turbadora emparentan a la escritora con otras contemporáneas suyas de la literatura en inglés como Anne Sexton o Sylvia Plath y no es casual que las referencias sean a dos poetas cuya vida también estuvo en su obra de una manera arrebatada.
Novela a menudo poética (por más que el adjetivo sea considerado peyorativo por algunos) y hermosamente literaria (lo que en algunos mentideros críticos también es una deshonra) que cuenta una historia de amor sin renunciar a la reflexión y ante la que cabría exclamar ¡Por fin gran literatura en una novela!
Un acierto de Periférica que anuncia la publicación de otro texto de la autora."
ANGELICA TANARRO
También dijeron esto:
"Provoca un placer en momentos angustioso"
Javier Morote, Pamplona
Si, momento angustioso de lectura...cada vez me gustan menos las mujeres plañideras. ¿Soy la única a la que no le ha gustado este libro?






miércoles, 20 de enero de 2010

ESTADÍSTICAS

Foto: Felix Jiménez
Hay personas que son países de nadie, no necesitan amigos pero tienen su público. Son riscos escarpados de difícil acceso. Hay frases que suenan a Raid Controler, palabras que funcionan como asesinos en serie. Pensamientos que aprietan como zapatos pequeños que hacen que no entienda las estadísticas. Si se suman el total de las estadísticas referidas a los españoles darían un total aproximado de unos 500 millones de habitantes. Nunca me han hecho una encuesta. ¿Hay personas que están en todas las estadísticas? ¿Otros no tenemos espacio en ninguna?. Pensamientos incómodos como zapatos que aprietan. En lo pequeño está lo grande. Hay personas que son países de nadie.
Últimas plazas para el curso escritura creativa (pincha aquí)

miércoles, 13 de enero de 2010

COMO CONVERTIRSE EN ESCRITORA (II)

En la clase de literatura en la escuela mira sólo la cara de Mister Killian. Decide que las caras son importantes. Escribe un poema sobre los poros. Esfuérzate. Escribe un soneto. Cuenta las sílabas: nueve, diez, once, trece. Decide experimentar con la ficción. Ahí no tienes que contar sílabas. Escribe un cuento corto sobre un anciano y una anciana que se disparan un tiro accidentalmente en la cabeza, uno al otro, resultado de una inexplicable falla en un rifle que aparece misteriosamente en el living, una noche. Dáselo a Mister Killian como trabajo final de la clase. Cuando te lo devuelve ha escrito en el papel: “Algunas imágenes son bastante buenas, pero no tienes sentido de la trama.” Cuando estás en tu casa, en la privacidad de tu cuarto, garabatea en lápiz, debajo de su comentario en tinta negra: “Las tramas son para los idiotas, cara-porosa”.Toma todos los trabajos de niñera que consigas. Eres bárbara con los chicos. Ellos te adoran. Les cuentas historias de ancianos que mueren de forma idiota. Les cantas canciones como “Las campanas azules de Escocia”, tu favorita. Y cuando están en pijama y finalmente dejaron de pellizcarse entre ellos; cuando se duermen, lees todos los manuales de sexo que hay en la casa, y te preguntas cómo alguien podría hacer esas cosas con alguien que ama. Quédate dormida en la silla mientras lees la Playboy de Mister McMurphy. Cuando los McMurphys vuelvan a casa, te tocarán en el hombro, mirarán la revista en tu falda y sonreirán ampliamente. Querrás morirte. Te preguntarán si Tracy se tomó el remedio. Explica que sí, que lo hizo, que le prometiste contarle una historia si se portaba como una señorita y que eso funcionó bastante bien. “Ah, maravilloso”, exclamarán.Trata de sonreír orgullosa...
Lorrie Moore (Autoayuda)
Nuevos cursos de escritura creativa (pincha aquí)

martes, 12 de enero de 2010

COMO CONVERTIRSE EN ESCRITORA

Primero intenta ser algo, cualquier otra cosa. Estrella de cine, astronauta. Estrella de cine, misionera. Estrella de cine, maestra jardinera. Presidente del Mundo. Fracasa horriblemente. Es mejor si fracasas a una edad temprana, por ejemplo, a los catorce. Una desilusión temprana, crítica, para que a los quince puedas escribir largas oraciones en forma de haiku sobre los deseos frustrados. Es un estanque, un cerezo en flor, un viento peinando las alas del gorrión rumbo a la montaña. Cuenta las sílabas. Muéstraselo a tu mamá. Ella es dura y práctica. Tiene un hijo en Vietnam y un marido que podría tener una amante. Ella cree que hay que usar ropa marrón porque disimula las manchas. Ella mirará brevemente tu texto y luego otra vez a tí con la cara vacía como una galletita. Ella dirá: “¿Por qué no vacías el lavavaplatos?”. Desvía la vista. Mete los tenedores en el cajón de los tenedores. Accidentalmente rompe uno de los vasos que te dieron gratis en la estación de servicio. Este es el dolor y el sufrimiento necesarios. Esto es solo el comienzo...
Lorrie Moore (Autoayuda)
Nuevos cursos de escritura creativa (pincha aquí)

jueves, 7 de enero de 2010

LETRAS ITINERANTES

CURSO DE ESCRITURA CREATIVA
¿Te atreves?
“En una época como la nuestra en la cual quien sabe escribir parece que
tenga nada que decir y quien comienza a tener algo que decir aún no sabe escribir, la única posición digna de quien al menos se siente vivo y hombre entre los hombres me parece ésta: enseñar a las masas futuras, que tengan necesidad, una lección de cómo la caótica y cotidiana realidad puede ser transformada por el pensamiento y la fantasía”.
CESARE PAVESE
Ilustración : www.carmenmontero.com
Grupos reducidos
Tipo: curso Monográfico (Mixto)
Modalidad: Presencial
Horario: Lunes de 19.30 a 21.00
Taller: del 25 de enero al 22 de marzo
Lugar: ENCLAVE DE LIBROS c/ Relatores, 16 28022 Madrid(Metro Tirso de Molina)
PRECIO 200 Euros (Consultar forma de pago)


ESCRÍBEME PARA RESERVAR PLAZA

martes, 5 de enero de 2010

NADIE SE VA A REÍR

El hombre atraviesa el presente con los ojos vendados. Sólo puede intuir y adivinar lo que de verdad está viviendo. Y después, cuando le quitan la venda de los ojos, puede mirar al pasado y comprobar qué es lo que ha vivido y cuál era su sentido.
Aquella noche pensé que estaba brindando por mis éxitos, sin tener la menor sospecha de que estaba celebrando la inauguración de mis fracasos.
El libro de los amores ridículos (1968)MILAN KUNDERA

Nuevos cursos de escritura creativa (pincha aquí)