martes, 8 de marzo de 2011

QUIÉN SABE...

Se requiere práctica y habilidad para vivir sin arrepentimiento.