martes, 28 de junio de 2011

TEORÍAS INCOMPLETAS

Damien Hirst
Todas las mariposas son de natural quebradizo, efímeras, llenas de una vaga irrealidad de tinte onírico. No vuelan: flotan. Apenas duran lo que  un recuerdo, son casi una nada que no se percibiría de no ser por sus colores llamativos. Y es justo que así sea, porque las mariposas son el sueño que los gusanos producen en el letargo de sus capullos de seda.