lunes, 4 de julio de 2011

ORDEN

En el día de hoy desarrollad vuestras legítimas   apetencias. Afortunadamente, quizá sean únicas. No hacen falta grandes logros. Os advierto que estáis viviendo por última vez.