sábado, 27 de agosto de 2011

CARICIAS DE PLÁSTICO

Amor sin miedo, sexo sin riesgo, es lo que se pretendía; casi lo consiguieron; pero igual que con los trucos de magia o con los robos, un éxito a medias es un fracaso. El amor es tan sólo tomar precauciones. No se pregunta por el grado de satisfacción. ¿Habrás tomado precauciones? dicen, no antes sino después.  Y entonces sólo se puede pensar en el olor de los guantes de goma y las máquinas tragaperras químicas.

Los recuerdos, sin embargo, no se pueden cubrir de plástico, aunque se debe tener cierto cuidado con ellos. Hay que asegurarse que fueron aquellos conocimientos y no otros provocados por las percepciones ajenas. Nunca hay que permitir que nadie comente como te sentías, como te comportabas, qué decías: si los hechos son falsos, también lo serán los sentimientos que asocias a ellos. Y mientras, lo de siempre,no sucede nada mientras veo pasar todos los mundos. Prometo no convertirme nunca en  una mujer plástica de caricia de guante blanco convencional.