miércoles, 31 de agosto de 2011

DESCUBRIR

Me empeñé en disfrutar  sus cualidades literarias:

 Robert Burns, tan completo; la Vida de Samuel Johnson, su estilo aforístico; las Estaciones de Thompson, selecciones de Goldsmith. Me cansé con Couper.

Les admiré durante mucho tiempo; naturales racionalistas del sigloXVIII.  Hombres que evitaron la corrupción de la Revolución Industrial. Tuvieron en su piel el secreto del término medio;  la vida equilibrada. Estaba segura de que todos como pasatiempo practicaban la agricultura orgánica.

Fue genial descubrir después que Burns era alcohólico, Couper un loco, el doctor Johnson un maníaco depresivo y Goldsmith un indigente.También le pasaba algo a Thompson; escapista es el término.

Después de aquello me cayeron mejor. Tenían todos esos detallitos que, a veces, afean mi virtud.