jueves, 8 de diciembre de 2011

LO QUE ESTÉ MEJOR


Evocó un día de verano. En un claro de bosque, su amante le contó lo que serían cuando vivieran juntos. Sus palabras sonaron feas, duras y brillantes como un arpón. Escuchó admirada. Cuando aquel novio de mentira le preguntó qué quería hacer. Ella  repuso sin vacilar: 
─Lo que esté mejor.
¿Cómo? preguntó él
Ella contestó: 
─ No lo sé. Hay que buscarlo. No basta tener una familia,  trabajo y ganarse la vida. Hay otras cosas, como vencer  la mediocridad, salvar la ilusión o trepar la desidia.
 ─ ¿Para qué? ─ preguntó él
 Y ella contestó:
 ─ Siempre hay que buscar lo mejor.
 ─ ¿Qué crees que es lo mejor  para  nosotros? dijo él
─ No lo sé, pero habrá que averiguarlo por separado.