jueves, 28 de abril de 2011

UN AÑO MUY BURLESQUE

Cosas que  provocan felicidad
A menudo caminan por las calles de la ciudad, personas que flotan en la extravagancia, en un tiempo y espacio suspendido, difícil de pronosticar. Carecen de victimismos en los dedos y en ocasiones sus pies van tan rápido que desaparecen. Tienen ideas originales entre los cabellos y suaves misterios que se trenzan en sus proyectos para adquirir cierto equilibrio. Son como líquenes impulsados por corrientes marinas y cuando se quedan en la superficie, es por casualidad y por un instante. Enseguida vuelven a flotar y hay cierta alegría sin sentido en ello.

La ausencia de anclajes les confiere un aire particular, impreciso; por eso son inoportunos en algunas partes y no se les invita a fiestas ni casas, resultan demasiado raros y suelen convertirse en protagonistas absolutos de cualquier evento afortunado. Es cierto que en apariencia realizan los mismos actos que el resto de los seres humanos: comen, duermen y hasta mueren; pero el observador preciso podrá descubrir que en su manera de comer, dormir y morir hay una leve y casi imperceptible diferencia. Comen fracasos o aventuras que en sus anhelos fueron casi posibles, ya sea por la mañana, en otoño o en Finlandia. Y lo que es peor todavía... encargan un menú estrafalario compuesto de desengaños suaves, curiosidad y ansiedad de tempestades. Sueñan por la noche como todo el mundo; pero cuando despiertan en la oscuridad de una miserable habitación de hotel tienen momentos de incertidumbre, sobre todo si se han equivocado.

A veces no entienden por qué están ni que son ni las expectativas de los días que vendrán; pero esa emoción es, sin duda, la esencia de su felicidad. Sus miradas tienen una tonalidad excesiva y totalmente vital. Se sospecha que son autores de alguna oscura falta, de la que es culpable su profunda imaginación.  Se reúnen de manera clandestina en BURLESQUE FANZINE y han decidido hacer una fiesta para celebrar su primer aniversario ¿Vienes?

NUESTRO PARA SIEMPRE

El lunes volví a sacar los álbumes de fotos del altillo del armario, donde los había escondido. Me gustabas mucho, al por mayor y al detalle. Estuve toda la tarde mirándolos a conciencia, como si me hubieran pedido que los memorizase: foto tuya, foto mía, tú y yo… entonces no había facebook. No ocurrió nada. Ni una lágrima. Incluso dejé fuera una fotografía; una que nos hicimos en la calle que estaba detrás de tu casa, parece que estoy bailando, justo se ve el letrero luminoso de aquel bar extraño en el que siempre intentábamos querernos.Tú sonríes a manos llenas, a mí me sobra toda la ilusión. Es como si flotásemos. La he pegado en la puerta del armario  Esta semana, todas las mañanas y todas las noches paso por delante de ella. Nunca ocurre nada. No hay lágrimas. A veces la miro. A veces incluso, veo que la mira sin verla el que duerme conmigo algunas noches, en nuestra cama, a mi lado, donde antes dormía yo, porque ahora duermo donde tú te acostabas, con las piernas dónde antes las tuyas, porque donde las mías están las de él, que me abraza, desde donde antes yo estaba, para tocarme desde dónde tú no estás, y se enredan las piernas, y tú eras más delgado, y ya nada importa. No me importa en absoluto, porque no he vuelto a encontrar, nunca más, un precipio mágico.


sábado, 16 de abril de 2011

PLEGARIAS ATENDIDAS

Imagen: Alison Brady
Deseé alguna vez que un poeta me amase
Ahora duelen sus poemas en mi cuerpo‚
algo de mí que en él se reconoce hasta quebrar la imagen
de todo lo que fui.
Ahora deseo que me amase tanto que dejara de amarme
y sus palabras fuesen nieve
que el sol de junio fundiese entre mis pechos‚
allí donde su aliento insiste en acallar
esta tristeza antigua que siempre me acompaña.



Chantal Maillard. "Semillas para un cuerpo" 1988




miércoles, 13 de abril de 2011

¿ESTÁS CONMIGO?




¿Me guardas un secreto? Estoy organizando una fuga de presos, y busco un cómplice. Primero hay que salir de este bar, luego del hotel, luego de la ciudad y luego del país. ¿Estás conmigo?
Lost in Translation, Sofia Coppola



lunes, 11 de abril de 2011

¿CAPAZ O INCAPAZ?

¿Un juego de idiotas? Tal vez, pero ¡era nuestro Juego!



Este juego empezó con una bonita casa, con un bonito autobús sin conductor, una bonita caja y una bonita amiga ... No, en realidad me equivoco el juego empezó antes, empezó con una palabra repugnante que no significa nada en absoluto, una palabra como: Metástasis.
Menuda chorrada ¿y por qué no mamut?




 Los amigos son como las gafas: te hacen parecer inteligente pero se rayan enseguida y no veas si cansan...Afortunadamente a veces uno encuentra gafas que molan. Yo, tengo a Sophie.



 Tú, pequeña, parirás con dolor, llevarás tacones de aguja, te pondrás a régimen, te harás peelings, liftings, y además te tocará hacer la comida; ¡y no he terminado! A ti, pequeño, te he reservado lo peor: los tormentos y las calamidades, los dinosaurios y los volcanes, la guerra atómica, Hitler, la matanza de los indios, el ruido de las lavadoras, los petroleros que naufragan, la miseria...
     ¿Crees en los flechazos
  Pues sí.
  ─  Ingenua.




 Os resumo mi vida a los 35 años. Lo tenía todo:1 mujer,2 hijos,3 colegas,4 préstamos,5 semanas de vacaciones,6 años de antigüedad en la empresa,7 veces mi peso en equipos de sonido,8 coitos conyugales por trimestre,9 veces el perímetro terrestre en envases de plástico, bandejas de poliestireno y otros envoltorios alimentarios no biodegradables y 10 años sin ver a mi padre. La felicidad. El lote completo del tirano que quise ser desde mi infancia. De modo que ser adulto era esto, tener un velocímetro que marca de 0 a 210, pero no ir nunca a más de 60.


 Felicidad en estado puro, brutal, natural, volcánico, que gozada, era lo mejor del mundo... Mejor que la droga, mejor que la heroína, mejor que la coca, chutes, porros, hachís, rayas, petas, hierba, marihuana, cannabis, canutos, anfetas, tripis, ácidos, lsd , éxtasis... Mejor que el sexo, que una felación, que un 69, que una orgía, una paja, el sexo tántrico, el Kamasutra, las bolas chinas... Mejor que la nocilla y los batidos de plátano... Mejor que la trilogía de George Lucas, que la serie completa de los Teleñecos, que el fin del Milenium... Mejor que los andares de Ally Mcbeal, Marilyn, la Pitufina, Lara Croft, Naomi Campbell y el lunar de Cindy Crawford... Mejor que el pequeño paso de Amstrong sobre la Luna, el Space Mountain, Papa Noel, la fortuna de Bill Gates, las malas experiencias cercanas a la muerte, la resurrección de Lázaro, todos los chutes de testosterona de Schwarzenegger, el colágeno de los labios de Pamela Anderson, mejor que los excesos de Morrinson... Mejor que la libertad... Mejor que la vida.







No, no digas nada. Yo hablaré. ¿Me has echado de menos? Porque yo a ti mucho. ¿Eres un verdadero tirano sabes? Me cuesta estar enfadada contigo, pero esta te la guardo. No te hagas ilusiones. Me gustaría hablar pasando del juego... por una vez. ¿Te gusta mi vestido? Se lo he birlado a mi hermana. Tenía este o otro rojo tipo bomba nuclear o algo así... Debí ponerme ese... lo sé. He debido pasarme más o menos tres horas frente al espejo. ¡Pero ha merecido la pena estoy guapa! Y espero gustarte si no te meto un tortazo.
¡Espera! Shhhh... Por donde iba...El problema es que si me dijeras "me encantas" no podría creérmelo. Julian, ya no sé cuando es un juego y cuando es verdad.Estoy perdida. ¡Espera,espera! No he terminado. Dime que me quieres. Dímelo porque yo jamás me atreveré a decírtelo primero. Me daría miedo que pensaras que es un juego. Sálvame, te lo suplico.

Aida, una de las alumnas de  "Contamos" me recomendó la .película. Me ha encantado.

domingo, 10 de abril de 2011

LLEGARÁ EL DÍA

Te espero
en el espacio que hay
entre el final de tus dudas
y el principio de mis ganas.

jueves, 7 de abril de 2011

A VECES...VEO MONJAS

Dándome la espalda

Cuchicheando

De paseo con la juventud

Cruzando calles con crucifijos

En furgoneta de excursión (lástima que salieran tan oscuras)

En correos

De compras

Primaverales...

Nocturnas

Esperando el autobús
¡Todos los días la vida me sorprende con una monja!

miércoles, 6 de abril de 2011