miércoles, 18 de mayo de 2011

NO SE PUEDE TRASPASAR EL FUTURO DE NUESTRA ILUSIÓN





Son estos años una época que me produce angustia y aburrimiento. No sé si el odio que tengo es justo o si es debido a que me estoy haciendo mayor y un tanto plañidera. A veces siento que ya no tengo edad para ser simpática y cuando comienzan a pesar los años, cada persona tiene el rostro que se merece. El caso es que esto no ha sucedido de golpe, si no poco a poco. Hubo un tiempo en que todo lo que se conseguía con la democracia producía una profunda admiración. Seducían y atraían los ideales que se encontraban alrededor.

Un día sientes que ya no es así, que persigues cosas que ningún partido político representa. Es como si de repente el mundo se hubiera llenado de bruma y nadie tuviéramos nada en común. Es como si todos hubiéramos adquirido ese cartel que inunda nuestro paisaje: se vende, se alquila, se traspasa. Los partidos políticos sólo prometen una especie de conducta de repulsión hacia las curiosidades y los sueños que antes nos encandilaban.

Los bares siguen llenos, las filosofías  baratas de barra se anclan en la espuma mustia de la cerveza y los días nunca son mejores. Nos estábamos convirtiendo en unos necios unidos por la red pero algo ha sucedido y las cosas parecen que están cambiando.

No quiero aislarme en la nostalgia de lo que fue y no encuentro en la actualidad. Olvidar el presente y aislarse en el pasado que nunca fue tan bueno como imaginamos significa negarse a pensar, pero es que yo muy lista, nunca he sido…

El domingo pasado fui a la manifestación y lo que vi no lo ha recogido ningún medio de comunicación, me produce una repulsión absoluta la información que están creando los medios. Cierto es que había muchos jóvenes, pero también menos jóvenes, jubilados, parados y en general mucha gente que no ve salida a una situación dramática que no tiene pinta de mejorar. La marcha fue absolutamente pacífica, y lo que sentí fue el descontento y la rabia ante la ausencia de ideales en unas elecciones en que los titulares del discurso son las críticas brutales entre dos partidos que anulan toda nuestra ilusión. Estoy muy contenta de que esto haya sucedido. El cansancio y el malestar pesaba desde hace tiempo y la política en los últimos años sólo nos ha demostrado su pasión por alcanzar el poder. Intuyo que en este movimiento hay impulsos y aspiraciones muy diversas; pero muchas limpias en su denuncia. ”El hombre es la medida de todas las cosas” decía Protágoras. Se puede interpretar la frase de diferentes maneras, una de ellas sería la diferente forma de percibir que posee un individuo respecto de otro, es decir, cada ser en su particularidad percibe un mundo distinto al de otro ser, por lo tanto, existirían criterios distintos  y cada persona percibiría un mundo. En la actualidad parece que muchos ciudadanos tenemos la misma sensación: los políticos no representan ni programan nuestras necesidades. Me gustaría pensar que todo esto puede cambiar.






martes, 17 de mayo de 2011

MANERAS

Leía una y otra  vez aquellas cartas de Rilke. Hablaban del valor de las imágenes soñadas  y recordadas. Ninguna  vida era pobre, ningún lugar era indiferente  para alguien que había dejado de creer en verdades abstractas y reinventaba su propia soledad como si fuera una noria de feria  donde aislarse del ruido y la deriva. Sólo allí descubría una manera distinta de acercarse a las cosas, aunque ella siempre tuviera miedo a las multitudes y  por eso se mirara en los individuos, para saber quién era.  Nada más, tan sólo miedo a las palabras y la costumbre de llegar tarde a las citas. “No fingir ni hacer cálculos, no esperar recompensa, y vivir una pasión que se parezca al arte”; eso decía Rilke en sus cartas.

domingo, 15 de mayo de 2011

OFF

Platón dice que es sorprendente que podamos pensar en las cosas, cualesquiera que sean, y que, por lejos que estén, nuestro pensamiento pueda siempre alcanzarlas. Por esta razón  estamos mal diseñados. No tenemos de serie la opción off, para que nuestro pensamiento no alcance lo innecesario o pernicioso, por muy lejos que esté...

jueves, 12 de mayo de 2011

PRESCINDIBLE

Nadie se cree que hayan pasado setenta años de mi vida y nunca haya tenido un bolso. Yo siempre digo lo mismo: no tenía nada que guardar. Ahora, ya tengo uno. La gente que pasa y nos ve, a nuestros años, en una plaza, tomando cualquier cosilla y charlando, piensa que no tenemos nada porque no podemos; algo de razón tienen, las cosas como son, pero tampoco se dan cuenta de que nosotros no necesitamos mucho. Además, los bolsos, me acuerdo de mis pocos años de escuela, son del sector terciario, o algo así. Aunque no entendí muy bien aquello de los sectores, que no los encontré en ningún lugar nunca. Supongo que viene a decir que los bolsos por sí mismos no valen para nada, o sea, que necesitan algo para meter dentro; sino serían del primer sector.

Todo ocurrió el otro día, cuando daba una vuelta con unas amigas. Encontré al lado de la basura un dibujo, con marco y todo. Son dos ancianos que se miran, parece que es invierno y se quieren. Ella lleva un collar, él no. Me gustó, me recordó a un nosotros ya lejano, y me lo llevé. Entonces, como no tenía dónde colgarlo, pensé que al final necesitaría un bolso.

Mis amigas se suelen reír de mí y dicen que lo que he conseguido no es un bolso. Yo sé que no es como el resto, pero yo no soy los demás y no sé a qué sector pertenezco. Así que todo está en orden. Mi bolso es diferente, quizá algo más feucho y menos bueno, pero no entiendo porqué no puede ser un bolso. Es blanco, de un material flexible, con dos asas, sin cremallera y tiene impresas en color las letras de la marca que a mí no me suenan nada mal:“Lidl”.

lunes, 9 de mayo de 2011

PROPÓSITO

Voy a aprender a cocinar con el reciente sabor de tus agridulces pretextos.

VIRTUOSISMOS DESAPEGADOS

"No estábamos enamorados, hacíamos el amor con un virtuosismo desapegado y crítico, pero después caíamos en silencios terribles y la espuma de los vasos de cerveza se iba poniendo como estopa, se entibiaba y contraía mientras nos mirábamos y sentíamos que eso era el tiempo. La Maga acababa por levantarse y daba inútiles vueltas por la pieza. Más de una vez la vi admirar su cuerpo en el espejo, tomarse los senos con las manos como las estatuillas sirias y pasarse los ojos por la piel en una lenta caricia. Nunca pude resistir el deseo de llamarla a mi lado, sentirla caer poco a poco sobre mí, desdoblarse otra vez después de haber estado por un momento tan sola y tan enamorada frente a la eternidad de su cuerpo."
RAYUELA. JULIO CORTÁZAR



jueves, 5 de mayo de 2011

LA VERDAD

─Estoy perdida. ¿Esto tiene arreglo?

─No. Sí. Ya se arreglará.

─ ¿De veras? Fíjate en ti.

─ Gracias. Cuanto más sabes quién eres y lo que quieres, menos te afectan las cosas.

─Ya. Es que aún no sé lo que quiero ser… ¿Sabes? Quise ser escritora pero odio lo que escribo y…intenté hacer fotos pero eran muy mediocres. Todas las chicas pasan por una fase de fotógrafos y por querer tener un boli. ¿Sabes? Y hacer fotos tontas a tus pies.

─Ya lo averiguarás. No te preocupes por eso, sigue escribiendo.

─ Pero es que soy mala.

─Eso es lo bueno.

LOST IN TRANSLATION




martes, 3 de mayo de 2011