martes, 1 de mayo de 2012

PUENTES MENTALES



A veces es mi medida de tiempo preferida. Algunas tardes recorríamos ciertas diferencias e intentábamos encontrarnos pese a la distancia. En ocasiones, aparecía el desequilibrio. A veces pensaba que quizá no fuéramos tan distintos, otras que, por mucho que hiciera, nunca podría alcanzar su vida y ese vuelo desenvuelto de delfín salvaje, pero daba igual, a veces nos acompañaba la luz. A veces la verdad no es necesariamente lo contrario que la ficción.