miércoles, 12 de diciembre de 2012

FATALIDAD




Le atraía Nueva York con sus oficinas, sus rascacielos, sus vehículos rápidos y su movimiento vertiginoso.
... En cuanto llegó allí le mató un automóvil.

LORENZO VILLALONGA