martes, 26 de noviembre de 2013

¿Y TÚ?


Russell
«El aburrimiento como factor de la conducta humana ha recibido, en mi opinión, mucha menos atención de la que merece. Estoy convencido de que ha sido una de las grandes fuerzas motrices durante toda época histórica, y en la actualidad lo es más que nunca. (..) Uno de los aspectos fundamentales del aburrimiento consiste en el contraste entre las circunstancias actuales y algunas otras circunstancias más agradables que se abren camino de manera irresistible en la imaginación. Otra condición fundamental es que las facultades de la persona no estén plenamente ocupadas. Ningún hombre se aburre mientras lo están ejecutando, a menos que tenga un valor casi sobrehumano. De manera similar, nadie ha bostezado durante su primer discurso en la Cámara de los Lores, con excepción del difunto duque de Devonshire, que de este modo se ganó la reverencia de sus señorías. El aburrimiento es básicamente un deseo frustrado de que ocurra algo, no necesariamente agradable, sino tan solo algo que permita a la víctima del ennui distinguir un día de otro.»
 
Cioran
"A un amigo que dice aburrirse porque no puede trabajar, le replico que el aburrimiento es un estado superior y que relacionarlo con la idea de trabajo es rebajarlo.

Mi misión es matar el tiempo, la suya matarme a mÍ"