miércoles, 21 de agosto de 2013

AYER NO ES COMO HOY


Para J.F

A VECES    Quería contar cosas alucinante como esas historias épicas  que pasan en las series de televisión, que son interesantes, precisamente, porque no suelen ocurrir. En una vida normal y corriente, hay situaciones que no llegan, y si suceden, aparecen a una escala tan pequeña que resultan desprovistas de gracia. Entonces, no había series. La películas que veíamos, siempre me parecían un rollo, no entendía nada, no me podía concentrar. Sólo podía sentir el calor de mi cuerpo y no había nadie en la butaca de al lado.  Después a casa. Caminábamos y reíamos sin encontrarnos en el mismo cine


¿Qué podría ser interesante a estas alturas?

Sigo sin concentrarme pero siempre tengo respuesta cuando no entiendo algo.  Es bonito sentir el calor del cuerpo de quien te gusta.
 Los dos habíamos hecho cosas que no podíamos contar a nadie. Lo sabíamos. Por eso llegó un día en que no paramos de hablar de cualquier tontería, como si no sucediera nada más en ningún lugar. Comenzamos a pasear, uno al lado del otro, contentos y felices. Sin darnos cuenta, a veces, nos cogíamos de la mano. Las rutinas divertidas pueden ser historias épicas

martes, 20 de agosto de 2013

NO SE DICE SIEMPRE NUNCA


Siempre me gustaron las rectas.
Tan correctas ellas, tan exactas.

Con rectas aprendí que podrían construirse los más disímiles cuerpos geométricos.
Un cubo, una pirámide, y hasta una casa.

Tuve una madre muy recta y rectos maestros.
Al final, mi desviada adolescencia acabó rectificando.
Llegué a ser, lo que se dice, un hombre recto; listo para el matrimonio.

Todo fue bien hasta que llegaste tú:
Nadie me había dicho que la recta es solo un pequeño trozo de curva
y que lo importante era saber cuándo cambiar de dirección.
No me hablaron del espacio, ni de las órbitas.
Ni de las caderas que tuercen hasta al más recto de los hombres.
Ni de esos volcanes apezonados, en nada rectos.

Estoy a punto de quedar solo en este mundo porque mi rectitud me impide orbitar:
Claro; no es posible dar la vuelta a un corazón rectilíneamente.

Ya ves, mujer de claras curvas.
Que esos aguaceros de disculpas no son más que discontinuidades de estas rectas mías,
Que han tenido que aprender a borrarse algunos trozos
para trazar; a tu gusto,
alguna que otra imperfecta flor.

 
Miguel Erasmo Zaldívar Carrillo

jueves, 15 de agosto de 2013

DESPUÉS DE LAS FIESTAS

Y cuando todo el mundo se iba
y nos quedábamos los dos
entre vasos vacíos y ceniceros sucios,
que hermoso era saber que estabas
ahí como un remanso,
sola conmigo al borde de la noche,
y que durabas, eras más el tiempo,
eras la que no se iba
porque una misma almohada
y una misma tibieza
iba a llamarnos otra vez
a despertar al nuevo día
juntos, riendo, despeinado.
JULIO CORTÁZAR

miércoles, 14 de agosto de 2013

domingo, 11 de agosto de 2013

TODOS LOS BESOS

 Un beso puede ser:
un mail de boca a boca
el ADN de la saliva
el tictac de ciertas ganas
el pasa y te invito de la lengua
la presentación de los labios
la primera nota del sexo
los titulares de un gran amor...


LUCHA

Unos días antes de un tiempo después:
Sabe quién es pero sufre cuando la enfermedad le deforma.

viernes, 9 de agosto de 2013

RAREZAS



Isabel se siente muy poco especial por eso la gente con manías le resulta encantadora. Suele copiar taras de los demás. Allá donde ve un atisbo de genial locura, va ella y se lo lleva consigo. De este modo copió la manía de su amigo Carlos de encender el secador antes de dormir (pues el sonido metálico le relaja), de Fernando ordenar sus cactus en fila india en el sillón,  de Claudia se guardó que siempre tenía que ir vestida con los tonos de la esvástica: rojo, negro y blanco. Ésta última manía le ha provocado verdaderas obsesiones  y ha llegado a comprarse fulares rojos y pendientes por el camino para llegar impecable a algún sitio en el que no le suele esperar nadie. Una vez consiguió que le abrieran una tienda a las nueve y media de la noche y todo. Como le gusta el color rojo, se hizo de Vodafone; por su color y por su positivo slogan… ¡Vive la vida, vive Vodafone! No le dan muchos besos pero suele dejar su huella dactilar y un boquete jodedor en los productos cosméticos ajenos. Esta última manía, no sabe decir exactamente a quien se la ha copiado pero piensa que su futura pareja tiene que ser, sin duda, amante de dicha práctica.

miércoles, 7 de agosto de 2013

ACTUALIDAD

Guardaremos tu currículum en nuestra base de datos

COSAS QUE DETESTO

Odio las gasolineras, es un infierno como otro cualquiera. En los aeropuertos, sin embargo no existen. No me gusta su diseño, ni las tiendas que tienen llenas de comida de astronautas con sabores plastificados. Además, en los baños de las gasolineras, casi nunca hay papel. Las gasolineras son un poco como la vida, te dan combustible para seguir pero no hay ningún extra, hay que seguir buscando por el camino.

martes, 6 de agosto de 2013

IN-COMUNICACIÓN

La abuela esperaba al cartero cada mañana en el banco de la plaza del pueblo para ver si traía correo del abuelo que estaba en una guerra por equivocación y porque le había tocado.
La madre paseaba por una carretera que no iba a ningún sitio porque era donde trabajaba el  padre. Cuando él la miraba, ella rezaba para que todavía se le notara el pintalabios que había pedido prestado.
Los hermanos desaparecían con el sonido del teléfono fijo. Era fácil encontrarse al otro lado  del cable con sus novias y  las palabras.
A ella  le ha tocado meterse cada 20 segundos en  Facebook para ver a quién escribe el que no le escribe. No sabe si darse de cabezazos contra su muro o cambiar su estado de soltera por el de “vaya puta mierda”.