miércoles, 2 de abril de 2014

TARDE DE LLUVIA



Y se fueron a tomar un café. El de ella solo con hielo y dos cucharadas de azúcar moreno. En taza grande con leche templada para él. Y para los dos, un beso ardiendo.