martes, 26 de mayo de 2015

JAMÁS ME ACOSTUMBRARÉ A NADA. ACOSTUMBRARSE ES COMO ESTAR MUERTA



"No pidas garantías. Y no espere ser salvado por alguna cosa, persona, máquina o biblioteca. Realice su propia labor salvadora y si se ahoga, muera por lo menos sabiendo que se dirigía hacia la playa."