domingo, 14 de agosto de 2016

TIC-TAC



Mi amigo Potau siempre decía que hacerse mayor era insoportable, que los que afirmaban que era fantástico hacerse viejo sobrevaloraban  la experiencia, la seguridad, la sabiduría o la personalidad. Por eso mi querido amigo no se hizo muy viejo y se fue demasiado pronto.

Este verano pienso mucho en él y sus sabias palabras, solo me gusta hacerme mayor para ver crecer a mi hija, pero aquella ilusión blanca y  la estrepitosa alegría del pasado ya no volverá. Ahora simplemente existimos para ser recolectores de manías insoportables.

Menos mal que siempre nos quedará la lectura.